Añadir puros de boda, ¿si o no?

Añadir puros de boda, ¿si o no?

Hoy en Torcedor de puros os queremos hablar de una tradición que, aunque se haya ido perdiendo, sigue vigente. Y es la de regalar puros en las bodas. En los últimos años, sobre todo por la Ley del Tabaco, se ha ido perdiendo.

En las bodas todo puede ser protocolo o puedes decidir saltártelo a la torera y hacer una celebración más natural. Sea cual sea el caso de tu boda, hay determinadas tradiciones o detalles que puedes seguir cumpliendo. No por ello tu boda va a ser más “rancia” o anticuada.

Y aquí es donde queremos hablar de los puros. Sí, puede que en las que has estado en los últimos meses o años, ya no se tenga este detalle con los invitados. Sobre todo después de que entrara en vigor la Ley del Tabaco, pero sigue siendo un regalo bastante apreciado por todos los invitados.

Eso sí, si quieres regalar puros en tu boda, lo mejor será que esta sea al aire libre o, al menos, haya una zona especial para fumadores.

Los puros para bodas se regalan a todos los invitados. Es decir, tanto a hombres como a mujeres. La norma de protocolo dice que las mujeres también deben recibir este detalle, otra cosa es el momento en que elijan para fumárselo. Y esto también es válido para los hombres, no es necesario que se lo fumen en la celebración. Te podemos recomendar La Flor Dominicana Ligero Myster de la tabacalera de Litto Gómez.

A colación del punto anterior, debes saber que los puros no se consideran el detalle que se da a los invitados a las bodas. Es una cortesía a mayores. Por ello, no es necesario que vayan personalizados ni con los nombres de los novios ni con la fecha.

Haz el completo. Para aquellos que sí que quieran disfrutar del puro en la boda, pónselo fácil. Puedes colocar un liador de puros experto, como el que añadimos nosotros, para que los aficionados a  este placer  puedan disfrutar del arte de liar un puro. Desde la selección de la hoja  de tabaco hasta enchufar la cerilla e inhalar el humo.

En resumen, que los puros en las bodas siguen siendo una cortesía que tanto los invitados como las invitadas de las bodas, siguen apreciando.

No Comments

Post A Comment

Abrir chat